Historia
Historia
Historia
INICIO >> COLEGIO >>

Historia

GESCHICHTE

Como todo proyecto de gestación, el origen del Colegio Alemán Humboldt de Guayaquil, se remonta a unos sueños iniciales, a unas necesidades detectadas por espíritus visionarios.

En los años finales de la década de los cincuenta, una joven maestra alemana, Renate Lembke, dirigía un pequeño Kindergarten en la terraza del edificio donde vivía, ubicado en el centro de la ciudad en la calle 10 de Agosto. Ella estuvo en la mira del Sr. Fritz Witte, para la propuesta inicial: crear una preescolar -primaria binacional para fomentar el intercambio cultural ; el entendimiento y la amistad entre el Ecuador y Alemania.

 

Fundadores

Fritz Witte y Renate Lembke

 

Un golpe artero de la fortuna se llevó al Sr. Witte antes de ver cristalizado el proyecto. Ocupó su puesto el Sr. Claus Riemann, quien junto con Paul Klein y Richard Zeller y el ya nacido grupo de alemanes y ecuatorianos – el equilibrio buscado por el concepto de biculturalidad que sería uno de los puntales del plantel desde el principio - continuó la iniciativa.


Fundadores
En la foto constan sentados de izquierda a derecha: Richard Zeller (Gerente), Renate Lembke(Directora), Wilhem Schot (Cónsul de Alemania en Guayaquil), Claus Riemann (Presidente), Félix García (Secretario). De pie: Gonzalo Noboa, Ernesto Weisson, Arnold Koelle, Paul Klein, José Salazar Y Federico Goldbaum.


Después del permiso concebido por Alemania al Sr. Witte – tras largas negociaciones en el Ministerio de Relaciones Exteriores que duraron casi dos años, nace entonces el Colegio Alemán Humboldt de Guayaquil. Su sede fue en la calle Víctor Emilio Estrada, en el antiguo Centro Comercial Urdesa, donde hoy se levantan las instalaciones de Mi Comisariato. En 1964 el Colegio se pudo trasladar a instalaciones propias construidas en la ciudadela Los Ceibos, lejos de la ciudad de entonces pero con gran posibilidad de crecimiento. El tiempo lo ha confirmado.

 

 

Niños de  múltiples procedencias iniciaron su educación desde premisas lúdicas de la enseñanza: el juego como camino de formación, el canto como lenguaje complementario, a ratos fundamental del aprendizaje, el juguete didáctico (el títere Kasperle, fue el compañero de generaciones de niños) como material para que las manos y la imaginación cobren destrezas.

La educación que imparte el Plantel fue respondiendo siempre al desafío de los tiempos y sus instalaciones se fueron ajustando a la evolución de sus currículos.

Dado que el crecimiento de la ciudad de Guayaquil se ha desarrollado hacia dos polos, vía a la Costa y Samborondón, el Colegio exploró la opción de atender ambas zonas de desarrollo con nuestra oferta educativa y cultural.

A la luz de esta situación se dimensionó un proyecto que permite cumplir este objetivo; de manera tal que, desde el 13 de mayo de 2015, se abrieron las puertas del Colegio Alemán Humboldt- Extensión Samborondón, ubicado en el complejo residencial Ciudad Celeste.

Somos entonces un solo Colegio Alemán Humboldt con el sello de calidad de Colegio Alemán de Excelencia en el Extranjero, que funciona bajo la misma filosofía, con sedes en Ceibos y Samborondón.

Ambos establecimientos  continuarán  sus esfuerzos y labores paralelamente, para siempre estar a la vanguardia de la calidad de la educación. 

Memoria histórica. Año 2014.